Un baño en las playas fluviales del río Negro cerca de Manaus.

El fascinante contraste entre la blancura impoluta de la arena de las playas fluviales del río Negro y el color oscuro de sus aguas es la suprema expresión de la belleza de este entorno, visualmente tan distinto a la imagen típica de una playa del Mediterráneo o del Caribe. El horizonte no es distante, ya que divisamos perfectamente la otra orilla. Pero ahí no se acaban las diferencias; la forma y el tamaño de las playas de la cuenca amazónica cambian constantemente, siguiendo la danza de los ritmos naturales de las aguas fluviales.

Nuestro Artículo número 100 en el primer aniversario de Turista lo Serás Tú.

El 22 de abril del pasado año iniciábamos esta aventura y lo hacíamos a lo grande, calzándonos unos crampones y tomándonos un whisky con hielo tras caminar sobre el celebérrimo Glaciar Perito Moreno. Un año después, repasamos los 99 artículos publicados y descubrimos casi con sorpresa (y un puntito de emoción) que nuestro globo azul ha recorrido miles de kilómetros sobrevolando Argentina, Chile, Brasil, Uruguay, Ecuador, Polinesia Francesa, Marruecos, Egipto y Jordania. Que un centenar de viajeros sagaces nos pidieron asesoría para visitar esos países y más de 50 confiaron finalmente en nosotros para programarles la ruta y ayudarles a contratar su viaje directamente con un receptivo en destino. Nuestra mayor satisfacción es que regresaron con sus expectativas cumplidas y felices de la experiencia.

Hotel Eolo de Patagonia Argentina.

El Hotel Eolo, un lodge de campo a 30 minutos de El Calafate, añade a esos valores su propio estilo: lujo sin ostentaciones y buen servicio, pero sin perder de vista la esencia patagónica: el paisaje es aquí el verdadero protagonista. El establecimiento se encuentra en el Valle de la Anita, en los terrenos que un día fueron parte de una inmensa estancia ganadera ovina de 75.000 hectáreas.

Estancia Cristina y Glaciar Upsala

El glaciar Upsala, de dimensiones colosales (900 kms²) es probablemente uno de los más hermosos e impactantes glaciares del mundo. Como quiera que desde hace ya un tiempo acceder navegando hasta el mismo Upsala para caminar sobre él es imposible (una barrera infranqueable de témpanos y bloques de hielo flotantes lo impide), un buen modo de admirarlo es navegar el Brazo Norte del Lago Argentino y visitar Estancia Cristina, en cuya proximidad se encuentra un mirador privilegiado sobre el colosal glaciar.