Cráter de Ngorongoro, un santuario de fauna salvaje de África

El Cráter de Ngorongoro, en el norte de Tanzania, constituye un auténtico santuario de fauna salvaje de África y es la mayor caldera intacta del mundo, de entre las que no permanecen activas o se encuentran totalmente inundadas. Hace casi tres millones de año un enorme volcán –que se cree que alcanzaba los 5.000 metros de altura- colapsó, dejando como huella del cataclismo un cráter de portentosas dimensiones: 600 metros de profundidad y 20 kilómetros de diámetro.